Reacciones del corzo a un disparo. Anatomía del corzo.

Un post de Marksman Training Systems

Reacciones del corzo a un disparo. Anatomía del corzo.
15 de diciembre de 2023 Marksman

En Marksman siempre intentamos desarrollar nuestro simulador de tiro software con 3 ideas en mente: realismo, ética y seguridad.

En nuestra versión 5.2esto es lo que teníamos en mente cuando desarrollamos la nueva disciplina del corzo: anatomía real, selección del sexo, reacción al disparo en función del impacto, saltos, etc.

Anatomía del corzo

Para entender la reacción de un corzo en función de la posición de impacto, veamos cómo es un corzo por dentro. He aquí la anatomía de un corzo:

Lo que comúnmente se llama tórax bajo incluye los pulmones y el corazón de un animal.

Reacciones del corzo a un disparo

Tiros en la pierna

Empecemos con uno fácil. Veamos qué ocurre cuando se golpea las patas de un corzo.

Cuando se golpea una de las patas del corzo, éste huye lisiado en 3 patas.

Tiro de pecho alto

Cuando se dispara a un corzo, hay que asegurarse de que el tiro es seguro y limpio. Si aciertas en la zona alta del pecho de un corzo, lo harás caer en el acto. Este es un tiro perfecto.

Tiro bajo en el pecho

Este tiro es la razón por la que siempre debes comprobar si has acertado o no el objetivo. La mayoría de las veces verás al animal huir y desaparecer. Cuidado, no durará mucho tiempo y caerá normalmente a los 20 o 50 metros. ¡Comprueba siempre tu tiro!

Cuando se le golpea en la zona baja del pecho (corazón y pulmones), el corzo saltará en el aire y huirá durante un breve tiempo antes de caer.

Toma de hígado

Este disparo es el que no quieres hacer, ya que herirá al corzo. Huirá lisiado durante mucho tiempo. No olvide que en un blanco que corre, el punto de puntería NO es el punto de impacto. Tienes que trabajar con tu plomo para asegurarte de que entiendes dónde apuntar para dar a un corzo perfectamente. El Marksman simulador de tiro hace precisamente eso, con su repetición y análisis de la posición de impacto, en función de su balística, la velocidad del animal, la distancia y la dirección.

Cuando se le golpea en el hígado, el corzo dará una ligera patada y huirá lisiado.

Inyección en el riñón

Como puedes ver en la anatomía de un corzo, los riñones son bastante pequeños, por lo que es fácil pasarlos por alto. Definitivamente no es una zona a la que apuntar. Sin embargo, el disparo no es malo, ya que hará que el corzo caiga en breve.

Cuando se le golpea en el riñón, el corzo se frena, espera y cae.

Conclusión:

Comprobar el disparo y la reacción del animal puede darle una idea bastante aproximada del resultado. Los corzos son difíciles de abatir; rara vez corren en línea recta, a veces saltan. Si no estás seguro de tu disparo, puede que merezca la pena dar una oportunidad al corzo para que corra libre.

Entrenar una y otra vez con elevar sus habilidades, su seguridad y su ética. Presente en más de 40 países del mundo, el Marksman simulador de tiro le ayudará a conseguirlo gracias a su inmejorable precisión y a su potente análisis.